Luna de Miel

Difícilmente exista un lugar más romántico que las islas tahitianas. Encontrarás acá ese lujo tan esquivo que es la privacidad. Y hoteles que se especializan en romanticismo, lunas de miel y aniversarios de bodas.

Si eliges la intimidad de un bungalow sobre el agua, podrás bañarte en el mar a la luz de la luna, porque la temperatura del agua ronda los deliciosos 28°C. O tal vez prefieras un privadísimo bungalow en la playa o el jardín, cerrado del exterior y con jardín y pileta privados. O un bungalow más sencillo pero con algún detalle singular: frente a una laguna llena de nenúfares, o bajo las palmeras de un islote privado, o con ducha abierta a un jardín tropical.

Puedes combinar unos días en tierra con una travesía en catamarán a vela o a bordo del exótico Haumana, el más polinésico de los cruceros tahitianos.

Si buscas ambiente que mezcle romanticismo con cierto toque cosmopolita, Moorea y/o Bora Bora son tus islas. ¿Ambiente más sereno y exclusivo? Considera Tahaa, que combina muy bien en un paquete con Bora Bora. Si te atrae una luna de miel distinta, donde predomine un marcado ambiente polinésico, combina Bora Bora (o Moorea) con Huahine, Tikehau o Rangiroa.

Luna de miel en Polinesia
Luna de miel en Bora Bora