Moorea

 

Es la isla que decora el horizonte frente a Papeete y embellece las puestas de sol tahitianas. Moorea está entre las islas más bonitas de Polinesia. Cautivan sus montañas de picos escarpados, hasta cuyas cimas llega, verde sobre verde, una vegetación impenetrable. Cautivan también las playas de arena y coral y las aguas de brillantes tintes opalinos, protegidas por un arrecife mar afuera.

Bahía Opunohu, Moorea, Polinesia
Playa en Moorea, Polinesia Francesa
Sofitel Moorea, Polinesia Francesa
Actividades en Moorea, encuentro con rayas

Ven a Moorea si buscas:

 

Una isla de ambiente cosmopolita. Variedad de actividades. Atractivos culturales. Senderismo. Alojamiento más económico que en otras islas tahitianas.

Cómo llegar a Moorea:

Los ferris Aremiti y Terevau cruzan varias veces al día los 18 km entre Papeete y el muelle de Vaiare. Demoran unos 30 minutos. Air Tahiti tiene un vuelo diario, de 15 minutos, entre Tahiti y Moorea; en sentido inverso opera un par de veces a la semana. El aeropuerto de Moorea está en Temae, sobre la punta noreste de la isla.

Qué hacer en Moorea:

Moorea es la isla tahitiana con más actividades.

La excursión más popular es el encuentro con rayas y tiburones de punta negra en un bajo arenoso. Se avistan ballenas entre agosto y octubre y delfines todo el año. En Moorea se pasea en cuatrimoto y en moto de agua, se juega golf, se bucea con esnórquel y botellas de oxígeno (rayas leopardo, tiburones limón) y es una de las islas preferidas para el senderismo.

Ojo los fines de semana: recibe numerosos visitantes de Tahiti y algunas atracciones se llenan. Sucede lo mismo cuando fondea un crucero.

Alojamiento en Moorea:

Hilton, estilo americano, y Sofitel, estilo francés, son los mejores hoteles de la isla. Ambos tienen cabañas sobre el mar, en la playa y en el jardín. La playa del Sofitel es especialmente bonita y la del Hilton, con más coral vivo, óptima para el esnórquel.

En una categoría intermedia, de 3 a 4 estrellas, está el Manava Beach Resort. Acá la playa es más estrecha, pero el ambiente del hotel agrada y mucho. No me gustan sus bungalós sobre el mar porque me parece están muy cerca el uno del otro y demasiado encima también de la playa.

Moorea no tiene hoteles 3 estrellas. El nivel que sigue a los anteriores es turista o 2 estrellas, con 3 hoteles antiguos que ofrecen alojamiento correcto a precios accesibles. El problema del Hotel Kaveka, a la entrada de bahía Cook, y del Hotel Hibiscus, en la costa de Haapiti, es que tienen playas muy mediocres. La playa de Les Tipaniers, en Tiahura, es mejor, pero como el hotel no suele tener ofertas, el precio no baja mucho comparado con el Manava Beach Resort, que es muy superior.

Habrá unas 40 pensiones en Moorea. Asoman por todo el contorno de la isla. Algunas, como Moorea Beach Lodge y Linareva, son similares a un pequeño hotel. Hay pensiones muy básicas, otras consideradas pensiones boutique (Poerani, Fenua Mataioa), otras frente a buenas playas (Moorea Sunset Beach). En la costa oeste, al sur de Haapiti, se encuentran pensiones para surfistas. Las pensiones no siempre cobran menos que los hoteles.

También se alquilan casas a través de Airbnb, Booking y Tahiti Homes. Son buena opción para grupos familiares o de amigos. Dos recomendables, entre muchas, son Robinson’s Cove Villa, en bahía Opunohu, y Chez Jay Moorea Beach House, en Maharepa.

Tener en cuenta:

Moorea tiene forma de triángulo invertido. La costa norte es la más turística, con más alojamientos, lugares para comer, almacenes y actividades. Esto aplica también para el norte de la costa oeste, el sector conocido como Hauru.

Moorea carece de transporte público regular, por lo que es fundamental elegir bien el alojamiento.