Tahaa

 

Tahaa está al lado de Raiatea. Las separan solo 4 km de mar y las rodea el mismo arrecife barrera. Tahaa, más pequeña, está formada por colinas más que montañas y muestra menos desarrollo urbano. La vainilla le da fama, pero el mayor tesoro para el visitante está en los islotes que salpican el arrecife. Ahí están las playas arenosas que faltan en la isla central. Tahaa, por su entorno exclusivo y privacidad, goza de prestigio entre las celebridades. 

Tahaa, Polinesia Francesa
Jardín de coral, Motu Tautau, Tahaa, Polinesia
Vahine Island, Tahaa, Polinesia Frances
Tahaa, La Pirogue Api
Catamarán en Tahaa, Polinesia Francesa
Ven a Tahaa si buscas:
 
Vacaciones reposadas. Ambiente polinésico. Romanticismo. Privacidad. Travesías en velero.
 
Cómo llegar a Tahaa:
Tahaa no tiene aeropuerto. El acceso es por mar desde Raiatea, hasta donde llegan vuelos de 45 minutos desde Tahiti y vuelos procedentes de Moorea, Huahine, Bora Bora y Maupiti.

Los hoteles y pensiones aseguran el traslado en lancha desde el aeropuerto de Raiatea mismo, pero puede haber restricciones si el vuelo es muy temprano o muy tarde (cuando la travesía no es a plena luz). Algunos cobran una tarifa mayor en estos casos, otros no realizan traslados fuera de cierto horario. El trayecto a la mayoría de los hoteles y pensiones toma más de 20 minutos.

Qué hacer en Tahaa:

Tahaa no es de muchas actividades.

El esnórquel atrae porque alrededor de los islotes crecen corales de distintas formas y colores a escasa profundidad, y hay peces payaso y anémonas, almejas de mantos llamativos, peces damisela azules, también negros y rayados, cardúmenes de peces cirujano, y otros tantos peces de aspecto extravagante. En el llamado jardín de coral, a un costado del motu Tautau, el esnórquel es a la deriva, impulsado por una suave corriente.

El buceo con tanques de oxígeno, en cambio, no sobrepasa el nivel estándar.

Excursiones habituales son las que visitan una plantación de vainilla y una granja de perlas. En Tahaa se pesca, se pasea en moto de agua y se recorre la isla en todoterreno y en cuatrimoto.

Alojamiento en Tahaa:

El alojamiento en Tahaa no es barato. Se reparte en dos hoteles y un puñado de pensiones.

Le Tahaa by Pearl Resorts —miembro de Virtuoso y Relais & Château— es hotel de lujo situado en el islote Tautau, al lado del jardín de coral. La mayoría de las 57 cabañas están sobre el mar y las otras se levantan en una línea de playa.

Vahine Island, en un islote privado, es hotel boutique difícil de clasificar, algo así como lujo rústico, con 6 cabañas a la orilla del mar y 3 sobre el agua. Entorno relajado pero con actividades. Es miembro de Small Luxury Hotels of the World.

Las pensiones son pocas. Casi todas pertenecen a matrimonios de franceses avecindados en la isla. Están en la isla central ―salvo La Pirogue Api―, lo que significa que no tienen playa de verdad (Motu Pearl Village es excepción), sino mezcla de arena, o piedras, y coral. Sí tienen muelles para zambullirse más allá de los corales de la orilla. En la isla central el canto de los gallos, que comienza tipo 4 o 5 de la mañana, desvela a algunos.

La Pirogue Api es casi un hotel. Sus 5 cabañas están en un islote tan minúsculo que apenas las contiene. Es un lugar mágico para relajarse lejos, muy lejos de todo.

 

Fare Pea Iti es posada de las mejores, no solo de Tahaa, sino de Polinesia Francesa. Tiene 5 cabañas y una habitación estándar, y el plus de poseer un islote en el arrecife.

 

Au Phil du Temps (2 cabañas) y Pension Titaina (3 cabañas apartadas del mar) son sencillas pero dejan clientes satisfechos. De La Perle de Tahaa (7 cabañas) se quejan más.

 

L’Hibiscus tiene dueños nuevos. En Le Passage, aparte haber conocido tiempos mejores, el carácter del dueño no agrada a algunos huéspedes.

Tahaa puede visitarse a bordo de los cruceros Paul Gauguin y Windstar. También en las travesías en catamarán de Tahiti Yacht Charter y Dream Yacht Charter, y en los veleros de alquiler de Sunsail y The Moorings.

Ir a: