Tahaa

 

Tahaa está al lado de Raiatea. Las separan solo 4 kilómetros de mar y las rodea el mismo arrecife barrera. Tahaa es más pequeña; está formada por colinas más que montañas y tiene menos desarrollo urbano. Es conocida por su vainilla, pero el mayor tesoro para el visitante está en los chatos islotes que salpican partes del arrecife. Es ahí donde se ven las playas de aguas turquesa que faltan en la isla central. Tahaa es isla exclusiva y goza de prestigio entre los miembros del jet-set internacional.

Ven a Tahaa si buscas:
 
Vacaciones reposadas. Ambiente polinésico y de mucha privacidad. Romanticismo.
 
Cómo llegar a Tahaa:
El acceso es por mar desde Raiatea, hasta donde llegan varios vuelos diarios procedentes de Tahiti (45 minutos sin escala); también llegan vuelos de Moorea, Huahine, Bora Bora y Maupiti.

Los hoteles y posadas aseguran el traslado en lancha desde el aeropuerto de Raiatea mismo, pero puede haber restricciones si el vuelo es muy temprano o muy tarde (cuando la travesía no es a plena luz). Algunos cobran una tarifa mayor en estos casos, otros no realizan traslados fuera de cierto horario. El trayecto a la mayoría de los hoteles y posadas toma más de 20 minutos.

Qué hacer en Tahaa:

Tahaa no es de muchas actividades.

El esnórquel atrae porque alrededor de los islotes crecen corales de distintas formas y colores a escasa profundidad, y hay peces payaso y anémonas, peces damisela azules, también negros, almejas de labios brillantes incrustadas en el coral, peces rayados y de aletas amarillas y tantos otros de coloraciones extravagantes.

El buceo con tanques de oxígeno, en cambio, no sobrepasa un nivel estándar.

Dos excursiones habituales son las que van a una plantación de vainilla y a una granja de perlas. En Tahaa se pesca, se pasea en moto de agua y se atraviesa la isla en todoterreno o cuatriciclo.

Alojamiento en Tahaa:

Es limitado. Se reduce a 2 hoteles, 1 posada boutique y unas 10 posadas tradicionales.

Le Tahaa Island Resort es hotel de lujo —miembro de Virtuoso y Relais & Châteaux— situado en un islote famoso por sus jardines de coral. La mayoría de los 57 bungalows están sobre el mar y los otros se levantan en una línea de playa.

Vahine Island es más pequeño y está en un islote privado cubierto de cocoteros. Es un hotel boutique difícil de clasificar, algo así como lujo rústico, con 6 bungalows a la orilla del mar y 3 sobre el agua. Adecuado para parejas en busca de un lugar aislado pero con acceso a actividades. Es miembro de Small Luxury Hotels of the World.

En la costa norte de la isla central, frente a los islotes del arrecife, está Fare Pea Iti, una posada de 5 bungalows en que ninguno es igual a otro. Cuenta con variedad de actividades y a precios convenientes.

Las otras posadas son de 3 a 7 habitaciones, bungalows usualmente, ubicadas en distintos sectores de la isla central. En algunas, sobre todo las más antiguas, las comodidades pueden ser básicas. Las más nuevas suelen ser de extranjeros avecindados en la isla y en ellas los precios suben.

Otra opción de alojamiento son los catamaranes. Archipels Croisières y Tahiti Yacht Charter ponen Tahaa en casi todos sus itinerarios porque la isla es óptima para navegar a vela. También está incluida en los cruceros Haumana.

Paquetes con Tahaa:

Huahine y Tahaa son las primeras opciones que aparecen cuando se quiere agregar una isla al itinerario clásico Tahiti, Moorea y Bora Bora. La inclusión de 3 o 4 noches en Tahaa resulta ideal en un paquete de 2 semanas de este tipo. Tahaa también combina bien con Bora Bora en paquetes de 1 semana; y con Huahine cuando prefieres un recorrido por islas menos turísticas pero no demasiado rústicas.

© 2020 Francisco Jackson

fcojacksonm@hotmail.com

(56) 9 8121-2561