Tikehau

 

Es un atolón bonito. Al no ser demasiado grande, el lagón alcanza menos profundidad y con ello colores más intensos, que pasan del nacarado al verde jade y al turquesa, y luego se oscurecen según aumenta la profundidad. Debajo, los colores y las formas se multiplican: del azul eléctrico de las almejas a los abigarrados peces de arrecife —con nombres como Picasso, unicornio, emperador— que deambulan entre el coral. Tikehau es la isla de Polinesia Francesa con más variedad de peces.

Islote en Tikehau, Polinesia Francesa
Piragua, Tikehau, Polinesia Francesa
Islote de los pájaros, Tikehau, Polinesia Francesa
Luna de miel, Tikehau, Polinesia
Relais Royal Tikehau, islas Tuamotu

Ven a Tikehau si buscas:

Actividades de mar en un ambiente tranquilo, remoto y en contacto con la naturaleza. Buceo.

Cómo llegar a Tikehau:

Air Tahiti opera vuelos diarios desde Papeete; unos son directos (55 min), otros con escala en Rangiroa. La goleta Dory realiza travesías semanales desde Tahiti.

Qué hacer en Tikehau:

Tikehau no abunda en actividades.

Las playas son rústicas, solitarias, de aguas claras como el vidrio. Por la arena, que no siempre es fina y a menudo tiene un tinte rosado, pasean sus conchitas los cangrejos ermitaños.

Los bajos de coral son insuperables para flotar con esnórquel. Se ven no solo pececillos de colores, también especies más corpulentas: peces loro, cirujano, ballesta, entre otros, y tiburones bebés de 40 a 50 centímetros, y el cuerpo gris nacarado de algún depredador.

En Tikehau se da bien la pesca y muy bien el buceo con botellas de oxígeno.

La excursión favorita sale al encuentro de mantarrayas, visita la isla de los pájaros y se arrima a un islote despoblado. Acá, bajo los cocoteros de la playa, se asan a la parrilla presas de pollo y pescados recién sacados del agua.

Alojamiento en Tikehau:

Le Tikehau by Pearl Resorts es el único hotel tradicional. Sus 37 bungalós se distribuyen por la playa y sobre el agua en un islote propio no lejos de Tuherahera. Es de nivel 4 estrellas.

Ninamu Resort combina lujo y rusticidad. Son 8 cabañas, todas diferentes, construidas de coral, madera y hojas trenzadas en un islote privado repleto de palmeras. Es caro porque funciona como todo incluido (sin las bebidas y algunas excursiones). Atrae a amantes de la naturaleza y de los deportes acuáticos; también a actores y celebridades.

4 pensiones brindan alojamiento sencillo, en algunas incluso modesto, en Tuherahera. Las cuatro están frente a una linda playa. Tikehau Village es quizás la más recomendable (aunque solo reciben pago en efectivo). En Pension Justine, Pension Hotu y Aito Motel Colette el ambiente y el trato es bien polinésico. En Pension Justine también se puede acampar.

Dos casas se alquilan en Tuherahera. Hiti Tikehau es bungaló que mira para el océano. Fare Mihiroa, más amplia, de 3 dormitorios, está frente a la laguna interior y es más cara.

Relais Royal Tikehau es pensión en un islote privado lleno de peces cerca del islote principal. El sitio es bonito, el ambiente agradable y suelen servir langosta la última noche; pero las habitaciones son rústicas y el precio, alto.

Hakamanu Lodge es solo para quienes buscan alojamiento simple lejos de todo: está a media hora en lancha del pueblo. No es barato. Fafarua Lodge Private Island, más refinado y en el mismo sector, es único porque uno reserva el islote completo con alojamiento, comidas y actividades. Capacidad para 8 personas en 3 habitaciones.

Tener en cuenta

La aldea principal, el aeropuerto y el puerto están en el islote Tuherahera.

En Tikehau no hay banco ni cajero automático y algunos lugares no reciben tarjetas de crédito.

Ir a: